Artistas que hicieron pacto con El Diablo

“Para aquellos que ambicionan el poder, no existe vía media entre la cumbre y el precipicio”. Así reza una frase pronunciada por el historiador romano Tácito. El deseo, la obsesión y la manía por llegar a convertirse en alguien, por conseguir algo o por estar con alguien ha llevado a muchas personas al borde de la locura, tratando todo lo posible y, una vez agotado todo lo posible, intentando por la vía de lo imposible lograr su objetivo. Es así que tenemos el “Pacto con el diablo” como una medida desesperada para conquistar tal cometido. A través de la historia hemos encontrado una serie de personas (y en su mayoría artistas) que han hecho este “pacto” (o al menos así lo ha pensado la sociedad que los rodea) y que ha quedado reflejado en el folklore y en el colectivo cultural de innumerables sociedades. Sin embargo, tal trato, no sea más que un intento de explicación de personas cegadas por su mismo contexto histórico tratando de esclarecer una situación determinada.

Hoy, Wanting Waves te trae un catálogo de artistas o personajes que supuestamente hicieron un pacto con el diablo.

 

Fausto

El ícono literario por excelencia del “Pacto con el diablo”. Fausto es una obra trágica del escritor alemán Johann Wolfgang von Goethe. La historia nos narra la vida del doctor y gran erudito Johann Fausten que, insatisfecho con su vida y ávido de conocimientos termina pactando con Mefistófeles (demonio secuaz del Diablo) la adquisición de conocimientos a cambio de su alma.

Fausto

 

Guiseppe Tartini

La historia de este violinista y compositor veneciano es muy peculiar, pues la leyenda cuenta que un día, cuando Tartini escuchó al compositor florentino Francesco Maria Veracini quedó demasiado impresionado y a la vez tan descontento con su propio talento que decidió encerrarse en un cuarto en la región de Ancona a practicar. Fue durante este encierro que Guiseppe tuvo un sueño donde el diablo se le aparecía y le imploraba ser su sirviente, una vez finalizadas sus lecciones, el diablo comenzaba a tocar tan virtuosamente que Tartini se quedó sin aire; cuando despertó del sueño, el violinista trató de recordar y tocar aquella pieza sin mucho éxito. Sin embargo, las reminiscencias que quedaron, terminaron por convertirse en La Sonata per violino in sol minore o mejor conocida como “El Trino del Diablo”.

 

Niccolò Paganini

Conocido como el violinista diabólico, si bien él no creó el rumor permitió que se consolidara. La leyenda negra probablemente se generó entre la misma población, cuando ésta se percató del estado famélico y pálido del violinista y que aun, a pesar de su estado, el violinista seguía tocando con una habilidad impresionante. Actualmente, varios de sus biógrafos coinciden en que el Síndrome de Marfan (causa de la hipermovilidad articular y que afecta al esqueleto, en este caso, los dedos de sus manos) aquejaba a Paganini.

Paganini

 

Robert Johnson

Conocido como el bluesman que hizo pacto con el diablo. Su leyenda ha alcanzado un éxito mundial, tanto que inspiró la película Crossroads interpretada por Ralph Macchio y Steve Vai. Como casi todo hombre de Mississipi, el deseo de Johnson era convertirse en un gran músico de blues. Durante la medianoche de un día, entre la encrucijada de las autopistas 61 y 49 conoció a un hombre de negro (el diablo) que afinó su guitarra y tocó algunas canciones, cuando le devolvió el instrumento, Robert Johnson dominaba a la perfección la guitarra.

 

Murdoc Niccals

El bajista de Gorillaz, seguidor de Satanás, fue creado por Jamie Hewlett y Damon Albarn y goza de una historia rica y plagada de leyendas. Sin embargo, su pacto con el diablo es la que más salta a la vista. El trato consistía en formar a la banda musical más famosa de la Tierra. Con su bajo llamado “El diablo” (aparece en el video de Feel Good Inc.) y el cambio de su segundo nombre “Alphonse” por “Faust” podemos acreditar el pacto.

 




Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.